La Republica Gastronomica de GIPSY CHEF Avatar

Publicaciones etiquetadas como gastronomia

23 Notas

La caravana de ilusiones llega a YOU TUBE!!! YIPAAAAHHHH!!…como ya os había adelantado empiezo el año con cambios y huidas hacia delante. Arranca oficialmente este nuevo canal con un objetivo clarisimo: SEGUIR HACIENDO LO QUE ME DA LA GANA Y DISFRUTAR CON ELLO COMO UN ENANO!!!…os invito a que os unáis  a que participéis y le demos la vuelta a todo…Suscríbete y pide por esa boquita lo que se te antoje…que te gustaría que cocinara, donde, para quien…En esta casa todo es posible!!!

Pronto la cosa se va a animar, empezará el buen tiempo y volveré a la carretera para seguir repartiendo buen rollo y comida rica por todas partes. Habrá mas videos, más recetas, más cocinando tour…de todo un poco y mucho Gipsy!!!!

Salud!!!!

6 Notas

Lo prometido es deuda, aquí está el “Gipsy crismas 2012”, y viene con novedades. Ya está en el aire el canal Gipsy en YouTube, y muy pronto llegan los vídeos del "Cocinando Tour 2012", recetas nuevas y un montón de locuras geniales, mano a mano con Mr Andrés Locatelli…SUSCRIBETE que se acaba el mundo y no te van a dejar entrar en el cielo sin tu carnet Gipsy!!…

El resumen de este año es acojonante!!!… 90% de locuras hechas realidad, superando de lejos mis expectativas, y todo gracias al apoyo de un montón de almas -todas imprescindibles- que habéis hecho posible que la caravana siga adelante… Gracias por leer, por mirar, por ver, por comentar, por apoyar el tour, por disfrutar con lo que hago…Gracias a tod@s por otro año acojonante y por seguir al pie del cañón como un@s campeones. Chavales, SOIS LA LECHE!!!!   

Y recuerda: No te dejes contagiar por los que “mandan” y VIVE!!!… El vinagre para las ensaladas!!!!!

BE GIPSY MY FRIEND!!!! YIIIIPAAAAHHHHHHH!!!!!

Realización e inflado del pavo: Andres Locatelli

Musica: ”Les Korrigans”, tema "Les Choux Gras"

1 Notas

Domingo…

Aunque mi vida laboral sea un caos en el que días, meses, años se mezclan y parece como si una varita mágica les hubiera borrado el nombre a todos convirtiéndolos en una gran y democrática hoja llena de casillas en blanco, en la que un lunes no es menos que un viernes y agosto juega a las cartas con noviembre… a pesar de esto, el domingo sigue teniendo algo que lo hace inconfundible. No se lo que es, pero algo hay…me despierto más tarde, duermo la siesta, me aburro feliz…y el día antes me entran unas ganas irrefrenables de dejar preparado algo para cocinar al día siguiente. Ayer, como cada semana, volví a sentir esas ganas “predominicales”.

Agarré un pollo, lo abrí al medio, le pinché unas ramas de romero, lo metí en una bolsa y le eché:

- el zumo de dos naranjas + el de un limón + una cucharadita de sal + otra de azúcar + un chorro de aceite de oliva + un pellizco de pimienta de Jamaica molida -si no es de Jamaica no sufras, la de toda la vida le va de perlas-….cerré la bolsa sacándole todo el aire posible, lo meneé bien para que se empapara y lo dejé durmiendo en la nevera. La física y las brasas hicieron el resto. Sin duda alguna, hoy, ha vuelto a ser domingo…

13 Notas

Enseñame la pasta!!…

Hoy alguien se empeñó en convencerme que la pasta fresca, una de las cosas mas sencillas y alucinantes que parió madre, es algo complicado y tremendamente laborioso. 
Juró y perjuró necesitar dos horas entre reposos, amasados mil, y un montón mas de sandeces, que según él, son imprescindibles para que el resultado sea “ottimo”, por lo que él prefiere comprarla hecha…le habría regalado un contundente: “menuda chorrada!!”; pero como no había tanta confianza, preferí grabar este vídeo.
Aun guardo como oro en paño el recuerdo de la primera receta que me enseñaron en la escuela de hostelería. ¿Os imagináis que era?. Bingo!! una increíble pasta fresca. El mas grande de los MAESTROS que he tenido nunca, nos demostró como convertir en cinco minutos un huevo y un puñado de harina en oro de “taitantosmil” quilates. 

Ese fue el día en que aprendí que menos es más…aunque tardara casi diez años darme cuenta. Y es que, si no fuera por aquella pasta y su maestro, hoy probablemente seguiría jugando a complicarme la existencia, o lo que es peor, aceptaría “big mac” como animal de compañía y Buitoni como “pasta ottima”.


PD. Si aun hay alguien que le sigue pareciendo “laborioso” -vamos, algún vago crónico- está el método ”express”… de momento me lo guardo.

2 Notas

Cocinando para Alvaro Suite, “papa aliñá” y “gastrotuning”…

Continuando con mis “vacaciones convencionales”, parada y fonda en Sevilla en casa de mi amigo Alvaro “Suite” (más conocido por ser el guitarrista de Enrique Bunbury, que por ser uno de mis mejores amigos -obvio!!-).

Hay pocas cosas que me pongan mas cachondo que cocinar para mis amigos. Mucho mas aun si viven a cientos de km de mi casa y aparezco por sorpresa cargado de ganas, hambre y cuchillos.

El quería patatas fritas para acompañar los pollos asados que había encargado, y yo, fiel a mis principios, no le hice ni puñetero caso y le di la vuelta a todo; patatas si….pero no fritas y pollo también, pero “tuneao”…aquí os dejo el resultado. Buen provechooo!!!

13 Notas

"Vacaciones convencionales…"

Es probable que las ultimas vacaciones “convencionales” que tuve hayan sido con mis padres hace..brrrrrr….20 años??. Y cuando digo “convencionales”, me refiero al kit completo: en coche, con el niño, bicicletas, manguitos, lo mas lejos posible y a poder ser en pleno Agosto con sus atascos y su “todo petao hasta la bandera caballero”. 

Miento, he de reconocer, “manque me pese”, que este año he cedido a presiones varias incluida la de mi otro yo, me he armado de valor, y me he tirado a la carretera en pleno agosto para revivir a todo trapo tan “peculiar” experiencia. 

Habría sido un error garrafal no inmortalizar este “revival” veraniego. No es el rítmico super8 de mi padre pero, mirando el lado bueno, tampoco dura 6 horas y 37 minutos… Aquí os dejo un adelanto de lo que fueron mis primeras “vacaciones convencionales”. Muy pronto, el resto…

"Con la caló, la sudó…

las moscas, los mosquitos…

los mocos colgando, los niños “gomitando”….

QUE BIEN LO PASEMO CUANDO FUIMO A`MARBELLÁ !! “

18 Notas

Como Teo comió de todo… Capitulo3: no solo de “teta” vive el hombre…

     

Existen mil y una “normas” acerca de lo que puede y no puede comer un bebé, cuándo y cómo… No creo en niños idénticos y por lo tanto me las he pasado casi todas por el forro. Cada niño es un mundo, y , en mi humilde opinión, vale más la experiencia del día a día, esforzarte en conocer al canijo que todas las normas del universo. También hay que decir que el sentido común es imprescindible. Si la primera papilla se la haces de fabada le caerá como un saco de piedras -¡¡aunque seguro que se la come sin rechistar!!-.

Por deformación profesional, estaba ansioso de poder cocinar para Teo, de verle masticar platos completos, de crear para él un sin fin de suculentas combinaciones de sabores, olores, texturas y colores… A medias con esa impaciencia, tan mía, decidí que ya era el momento, que había llegado la hora de convertir mi amor en creación culinaria para el paladar que más amo. Escogí a conciencia los ingredientes. Arroz del delta. Judías verdes, guisantes, zanahoria y menta de mi huerto. Un lomo de conejo criado en casa a base de amor, verdura y grano -no en la mía, con la que tengo liada sólo me quedaba meter conejos al zoo…-. Laurel y unas almendras regalo del vecino. Por último y no menos importante, un aceite de oliva virgen cordobés de producción artesana que emocionaría al más terrible de los súbditos de Atila.

La noche antes del gran día dejé el lomo de conejo, el laurel picado, un ajo en cuarto y un chorro de aceite “bárbaro” durmiendo juntos en un bowl, me fui zumbando a la cama nervioso como nene que espera que lleguen los reyes y dediqué mi último pensamiento consciente a imaginar el éxito de tan importante acontecimiento. Me sobraron horas de descanso. A las 7:30 salté de la cama, y con cuidado de no despertar al homenajeado y mi contraria, comencé con el ritual.

¡¡Joder que presión!!. Esta vez no había estrellas michelinadas, millonarios “devora-cocineros”, críticos gastronómicos ni jurados obtusos de por medio; pero estaba cagado por las patas como nunca lo había estado antes.

En una olla a fuego fuerte todos los amantes del bowl juntos y una zanahoria “baby” entera con sus hojas bien tiesas -para el que no lo sepa, las hojas aportan un sabor más intenso a los caldos, y bien frescas, las partes más tiernas son una delicia en ensalada, pero esto es otra música, sigamos con este “temazo”-. Cuando la carne comienza a dorarse, cuatro de tazas de agua y fuego lento, pero seguro. Mientras espero que el milagro del caldo tome forma, machaco en un mortero 2 almendras crudas, con un chorrito de “oro” y 2 hojas de menta. ¡La casa entera huele a victoria! Corto las judías con tiralíneas, finas como agujas y comienzo a desgranar los guisantes. Auténticas perlas verdes de piel sedosa casi inapreciable, un caviar vegetal soberbio. Escojo los más tiernos, poco más grandes que una lenteja…es alucinante sentir como explotan en la boca cuando los muerdes, dulces y suaves, viciosos al máximo. Inevitablemente esto plantea un mar de dudas… ¿Cómo hace el Sr Findus para que todos sus “guisantes” sean exactamente iguales y de una redondez empalagosa? o mejor dicho ¿cómo hace el Sr Findus para que le dejen vender eso bajo el nombre de guisante?…Otra vez me voy por las ramas, sigamos con el gran día.

Después de 3/4 de hora el caldo milagroso ya está listo. Ni siquiera son las 9 y la misenplace es de libro. No me queda otra que esperar.


Ya son las doce, Teo comienza a pedir lo suyo y hablo con Mamá para que corte el grifo. Él la persigue como loco con un grito enfadado -en el idioma de los niños imagino que querría decir algo así como: ” dejaros de historias… ¿dónde está mi teta?”-. ¡Comienza el servicio! Cazuela de cobre al palo -vamos, a fuego infernal- una cucharada de aceite, una tacita de arroz y un invitado sorpresa que he podido recoger del huerto a la mañana: la primera cebolla tierna cortada en brunoise milimétrica. Un minuto después, justo en el momento en que arroz y cebolla se visten de dorado, 5 partes de caldo hirviendo… ¡¡Me resulta imposible levantar la vista de la cazuela, quiero que esté listo ya!!… Sin dejar de mirar ni remover pasan los primeros 25 minutos, el caldo rubio como Teo ha reducido a la mitad y la sangre del arroz lo ha vuelto suave como el culo de un bebé… el aroma: indescriptible. Llega el ansiado final, la judía dentro, medio minuto más y apago el fuego. Mamá putea, Teo putea…y Papá suda. “¡¡Le das algo rápido o me arranca la ropa!!…el pendejo  está famélico “Paul Bocusse”!!!”. Entran las almendras y la menta, los guisantes y, acto seguido, la demoledora túrmix… El rubio se convierte en verde suave y la menta refresca el aroma… El olfato, la vista y mi intuición me dicen “ya es la hora amigo”. No lo pruebo, me sobra fe y me falta tiempo. Si no me apuro lo que hace media hora eran mi bella compañera y mi adorable bebé iban a mutar en “Chuky” y la versión femenina de “Freddy Krueguer”. Lo paso a un plato de loza -odio el plástico…- la textura al caer es bestial, la temperatura perfecta. Me acerco a la trona donde desespera “Chuky”. “Que grande lo que va a suceder acá” que diría Casciari, pensé…

La primera en la frente para los malos pensamientos. No sólo no lo quiso ni probar, si no que la mutación diabólica se hizo realidad. No quería “grandes platos”, ajustarse a mi guión, no quería saber nada de mis ínfulas de gran chef y padre autodidacta. Quería su teta y punto.

 Ese día me tuve que comer tres cosas:

 - La crema que con tanto cariño había creado para el zagal, que por cierto es de las cosas más delicadas que esta boca ha tenido el gusto -en este caso agridulce- de probar.

 - La consiguiente bronca de Mamá por jugar a “chefs” cuando no tocaba -esta duró más de un día-.

 - Y lo que es más importante, creer que sería yo el que tomara la decisión de cuando Teo empezaría a comer de todo. 

Moraleja, quise poner día y hora a una comida sin tener en cuenta la disponibilidad del invitado estrella, y como no podía ser de otra manera, me salió el tiro por la culata. La impaciencia me pudo.

Ese día llegó - más pronto que tarde- justo en el momento que a Teo le pareció y no cuando a mi me dio la gana.

Aquí tenéis ciertas pautas que me fueron muy útiles para descifrar el momento de Teo. Próxima aventura… "Por fin llegó el día, Teo come".

En capitulos anteriores…

1/ "¿Qué comen los niños?

2/ " Descubriendo con los 5 sentidos"

5 Notas

Cocinando para Hernan Casciari: “Orsai, la receta de la felicidad”

Recuerdo bien la primera vez que oí hablar de Orsai. Comenzábamos el rodaje de una serie de clips en restaurantes “singulares” que la productora había decidido grabar para terminar convencer a Antena 3 que yo era el candidato perfecto para ser el chef del programa de verano “Comer, beber, amar”. El objetivo del día era descubrir el menú de una taberna de barrio barcelonesa, de la mano de dos bloguers gastronómicos bien catalanes -“Els del Morro Fi”- y un peluquero rokero hiperactivo -el “Perroker”-… El local elegido por los tres personajes: el “Pepeta´s Bar”; una suerte de bodega-taberna-saloon decorada al más puro estilo western almeriense y regentada por el sheriff “Búfalo George” (no es coña, se hace llamar así…) un enamorado del far west, Dolly Parton y los artículos de broma.

Primera prueba de fuego para la convencer a la cadena de mi valía y estaba en el centro de la pista, a punto de entrar en la jaula de los leones disfrazado de torero. Por si no ha quedado suficientemente claro, estaba TOTALMENTE CAGADO DE MIEDO. Era la gran oportunidad de demostrar algo a una cadena grande, y se me había llenado el circo de enanos de un metro ochenta y vaqueros cuenta chistes… no estaba preparado para domar tanta fiera!!. 

Andrés, el realizador, cámara en mano, y por delante la florida comitiva, ajenos a mi drama interior, se dispusieron a entrar en la bodega llevándome entre ellos en modo sándwich sin posibilidad de huida. Apenas puse un pie en el local pedí tiempo muerto, una cerveza, y salí corriendo como un pollo para intentar controlar el pánico a base de nicotina. Andrés se acercó, me dio fuego y empezó a charlarme. En aquel momento me importaba un huevo y la yema del otro lo que me pudiera estar contando, sólo quería marear la perdiz un rato para ver si era capaz de olvidar el marrón en el que estaba metido. Y así, a lo tonto, comenzó hablar de una gente que tenía una editorial alternativa, una revista propia en Internet y una pizzería en un pueblito a las afueras de Barcelona. Dos amigos que, hartos de la industria editorial se habían montado el chiringuito por su cuenta. La revista, la soñaron un día en el patio de su casa en Sant Celoni, y a las pocas semanas ya habían agotado el primer número en preventa, todo esto sin ni siquiera saber que ocuparía sus páginas. Después vino la editorial, basada en hacer lo opuesto de lo que hacen las convencionales. Pero no fue esto lo que me cautivó de la historia… Lo que realmente me dejó prendado para siempre de esta familia de locos, es que, en un momento de sobremesa nocturna, los muy pirados decidieron que echaban muchísimo de menos a su amigo el pizzero, que los alimentaba -cuando eran más jóvenes- en esas veladas de charla y delirio infinitas, y decidieron traérselo para montar una pizzería al lado de su casa y poder así tenerlo cerca. El maestro, grande entre los grandes, dijo que él no viajaría a ninguna parte si no lo hacía con su horno. ¿Habéis escuchado alguna vez una prueba de amor gastronómico mayor?… y así fue, nobleza obliga….se vino con su horno y montaron la pizzería. Alguno estará pensando que la historia, aunque si es un poco loca, tampoco es para tanto, bueno, ¿y si os digo que el lugar de donde vinieron el horno y su dueño es Argentina?… QUE GRANDES!!… a estas alturas de la conversación ya me había olvidado por completo de Dolly Parton, el sheriff y todos los indios juntos. Lo único que quería en ese momento era conseguir que Andrés me llevara a conocer a estos chiflados en persona. Y así fue, el tiempo hizo lo suyo, y puso cada pieza del puzle en su lugar. La grabación de aquel día fue a parar a alguna basura -probablemente sin, ni siquiera, tocar la sala de edición-, Antena3 dio el “sí quiero” y yo empecé con este blog, que fue la excusa perfecta para encontrarme con ellos, como no, con una buena comida de por medio.

Os preguntareis por qué el título del post “Orsai, la receta de la felicidad”, muy sencillo, la felicidad pasa por ser libre y hacer lo que hizo esta gente: depender de ellos mismos y del amor por lo que hacen para no estar en “orsai”. Y nadie mejor que el propio Hernán Casciari para contarlo. No os lo perdáis, merece la pena:“Matar al intermediario” Charla TEDx

 Video compartido via orsai.bitacoras.com

11 Notas

"Picnic" con uvas robadas…

Hace 3 años que vivo rodeado de viñedos, y hace 3 años que espero ansioso a que termine la cosecha, que llegue el “veroño” -esos 3 ó 4 días mágicos en que el verano aun calienta y el otoño empieza a dorarlo todo- y patearme el campo a lo cuervo en busca de las uvas más dulces que jamás haya probado. No hay uva más sabrosa que la que envejece en la vid…Y si encima es robada, doblemente dulce!!

 Normalmente las acompaño con un queso. Un queso Asturiano “chapado en oro”, el Gamoneu… Pero este año el queso no llegó. Mi madre, reconocida traficante de fabes, verdinas, y quesos asturianos, cambió en el aeropuerto, por descuido, su maleta llena de tesoros por otra de envoltorio similar, pero llena de ropa gris con olor a naftalina, bragas de cuello alto y muestras de un champú infumable. No me quedó más remedio que cambiar de plan. Aquí os dejo el plan “B”, que pasó desde ese mismo momento a compartir el puesto de “A” con la opción quesera.

 ¿Y qué pasó con la maleta?… nunca apareció, pero seguro que después de comerse lo que había dentro, nunca más volvió a usar unas bragas de cuello alto.

9 Notas

¿Qué demonios come un dictador de clase media un Jueves cualquiera?, ¿Llena su mesa de grandes, lujosos y elaborados manjares?, ¿Quién se atreve a cocinar para un personaje que no duda en sacarse del medio a garrote al que no le place?

En nuestro caso, el que nos tocó, tenía tanta habilidad para manejar los designios del país como para elegir viandas y elaborar menús. Y para muestra un botón:

”Patatas guisadas, huevos fritos con patatas y beicon, escalope milanesa y soufflé de chocolate”… ¡no es una enumeración de preferencias del generalísimo, es un menú completo! Para ser más exactos: almuerzo en el palacio del Pardo del 21 de octubre de 1963.

 Aparecen también sopas de fideos en pleno mes de Junio, o perlas  “dialecto-gastronómicas” como un estridente y redundante “canalones rellenos” (¡¡sí, sí, C-A-N-A-L-O-N-E-S, con un par!!) que no hacen más que dar fuerza al rumor de que el “maestro fogonero” de palacio no era otro que un guardia civil muy fiel al régimen pero poco docto en la materia.

Conclusión. “Paquito” era personaje desconfiado y simple -que no sencillo- obsesionado por ataques, “contubernios judeo-masónicos” y envenenamientos, cuya mayor condena fue la de cumplir la penitencia diaria de malcomer. No cubre el cupo de redención por la cantidad de barbaridades cometidas, pero reconforta saber que algo de todo eso lo fue pagando a diario en forma de omnipresentes patatas y milanesas viudas cocinadas sin amor.

Rodado en MEEATINGS23 www.meeatings23.com

 

Me gusta