La Republica Gastronomica de GIPSY CHEF Avatar

Publicaciones etiquetadas como otoño

16 Notas

Gazpacho y chubasquero…suenan parecido, ¿no?.

Le duela a quien le duela, chirríe el que quiera para mi hoy es el día perfecto para zumbarse un gazpacho. Con el tiempo loco como anda aun hay tomate del bueno      -poco pero bueno- y ya que esto del cambio climático de las pelotas parece no traer mas que cosas malas, habrá que intentar buscarle la cara amable aunque esté escondida.

     

No creo en la atemporalidad de los platos. Si hay producto y te lo pide el cuerpo ¿porque no una sopa fría en otoño?. Después de un verano petado de gazpachos por todas partes a ver donde encuentras hoy, 19 de octubre, un lugar donde sacien un antojo de este pelo. Y ya ni hablar de las mil y una combinaciones y permutaciones del susodicho. De fresas, de sandia, de ciruelas, de pintalabios, esmalte de uñas… con que sea rojo vale. Llámame soso, yo con el de toda la vida soy feliz. Como mucho, para vestirle de fiesta sin usar maquillaje, una picadita cachonda y santas pascuas.

Si quieres hacer el gazpacho con el que estoy soñando, lo primero asegúrate que puedes conseguir un buen tomate -si no es así  aborta la misión, una retirada a tiempo es una victoria!!-. Si los has conseguido, perfecto!!…palmas y zapateo para celebrarlo y manos a la obra. Procura que esté bien maduros, no son para una portada de Voge así que si tienen algún golpe o no son la Schiffer tomatera no sufras.

No te voy a dar “cantidades para 4 personas”, me parece una soberana chorrada, las personas son como las bofetadas y paso de que tus expectativas cuantitativas no lleguen o se pasen. Con lo que te propongo te saldrá una jarra de las de toda la vida, y después tu mismo podrás calcular cuanto necesitas para cebar a la prole.

Necesitas 3 tomates grandes, un pepino, medio pimiento rojo, medio pimiento verde una cebolla mediana -tierna/de figueras/dulce-, un diente de ajo, una rebanada grande de pan de pueblo duro como un peñasco, un vaso de buen aceite de oliva, vinagre, agua y sal

Mi única manía es la de pelar los tomates, me cae como un tiro la piel y para mi gusto el resultado es cojonudo, mas laborioso pero cojonudo. Los pelas, los cortas en plan grosero y repites la maniobra con el pepino, la cebolla, los pimientos, el pan, el ajo y lo tiras todo en un bowl, una olla o cualquier cacharro sin agujeros -yo lo hago directamente en el vaso del blender y me ahorro limpiar de más-. Ponle sal, un chorrito de vinagre y remueve a mano o cucharón hasta conseguir un pastiche colorido con olor a huerta. Ya casi estás. Entra al campo el aceite, todo el vaso, sin miramientos, otro meneo y lo completas con agua casi hasta cubrirlo. Aqui está la madre del cordero. Puedes tirar de ansiedad y triturarlo al instante, o ser paciente y dejarlo reposar en la nevera un par de horas, tres o toda la noche…yo me quedo con las doce horas pacientes, se nota un huevo!! lo que era un batiburrillo de cosas se convierte en un todo mágico después del descanso.

     

Ponte las gafas de operar y tritúralo sin piedad. Ya está listo y a la temperatura perfecta. ¿Que te gusta mas líquido?..agua, ¿mas acidito?…vinagre, ¿está soso?…ponte las pilas y échale sal, ¿que no te gusta?… cambia de blog.

       

Así está de miedo. Para que esté de muerte la picadita cachonda al canto!!. Esta es la que mas me pone. Pica pimiento rojo, aceitunas negras de Aragón, unos trocitos de pan duro y unas anchoas…chorretón de aceite, hojas de albahaca y a volar tan alto como hayas soñado.

Que fácil lo de ser feliz cuando eres rico…por mas que no tengas un duro.

GAZPACHO Y CHUBASQUEROOOOO!!!!

     

                  

Me gusta